La eficiencia energética afortunadamente es una variable que puede ser grandemente influida por criterios de ahorro y conservación. Las canalizaciones eléctricas y sus campos magnéticos asociados pueden ser convenientemente amortiguados de modo que no sean un factor de desequilibrio para las personas hipersensensibles al electromagnetismo.La reciente proliferación de alergias y molestias físicas genéricas parecen apoyar la hipótesis de la “contaminación” radiomagnética en determinadas personas receptivas. En cualquier caso el suministro de energía de cualquier edificación puede renunciar explícitamente a los combustibles fósiles,que son fuentes reconocidas de contaminación y deterioro medioambiental. La energía puede estar sustentada íntegramente en alternativas biocompatibles,bien solas o en combinación, tales como células fotovoltaicas de alto rendimiento,biomasa,acumulación de excedentes,etc,etc.Actualmente están disponibles calderas de combustón de biomasa que cumplen los más altos estándares de respeto al tiempo que dispensan  elevadas potencias de calor y electricidad. Mientras que la eficiencia energética es presentada al gran público como un factor de futuro Vd. puede integrar ya estas tecnologías en su proyecto